sábado, 5 de mayo de 2012

La sinestesia en cuatro estaciones.

(Set de fotografías de Ali Kheradyar)

El vello se entremezcló y difuminó las esquinas. La tercera dimensión gritó oblícua, habían desatado su fobia anterior. Los colores chorrearon flujos electroestáticos y las ciudades olvidaron sus enjutos nombres.

El desierto desempeñó sus labores de forma funcional: secó las cascadas y nutrió de vitaminas a los oasis. El agua tintineó con los terremotos de las dunas. Una brecha procreó -perdió su último condón- y el mundo se dividió en cuatro secciones: verde, negra, roja y azul. Los humanos que perduraron tras los movimientos pélvicos se camuflaron en su respectiva sección, dando rienda suelta a las sinestesias en masa. Las enfermedades antes conocidas huyeron del desastre, tomando el primer vuelo a Júpiter, Venus e incluso a Plutón. La sinestesia se alzó como la matriarca de las amenazas a una globalización en estado terminal. Comenzó como un juego, también como una capacidad que convertía en genios a quienes la poseían. Ésa fue su estrategia, hacerse de rogar en el inicio para así sacar adelante a los supervivientes de unos partos tremendamente dilatados y endebles.

Una vez que la epidemia sinestésica fue un hecho factible, la pigmentación humana desvarió, y aquellos que juraban y perjuraban la existencia de ovnis y extraterrestres se suicidaron en masa; en ese instante eran como ellos: 0 color carne y ecuménicamente empapados de extractos del círculo cromático más virginal.
Las calles se tornaron pasillos por los que danzaban seres delirantes oyendo colores y extasiándose con la más imperceptible nimiedad. Las conversaciones se clasificaron como innecesarias y el lenguaje acabó por extinguirse. La Tierra quedó poblada por seres de exóticas tonalidades, con sinestesia en las orejas y ausencia de comunicación verbal.

La locura salió del magma, se interpuso en su metódica travesía y no tuvieron otra opción que fusionarse con ella.
Rezarle a ella.
Alucinar por ella.
Follar con ella.

-Primer texto (micro-relato) incluido en la serie "Mutaciones terráqueas"-.

26 comentarios:

  1. Muy interesante loa sinestesia. Al igual que las fotos que has expuesto. Precisamente estaba escuchando a un grupo llamado Tool, en el que el guitarrista también tiene esta cualidad. Me gusta muchísimo el texto, también. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  2. La pigmentación humana ha desvariado y ya ni saben dejar que el pubis dance.
    Una pena.


    Besos

    ResponderEliminar
  3. Todo el ritmo del texto alude a una apocalipsis cromática.

    Besos guapa.

    ResponderEliminar
  4. Locura sensual. éxtasis orgásmico durante el rito sexual, me gusta. ¡Viva la primavera! besos guapa!

    ResponderEliminar
  5. Me fascinas.
    Te estaría leyendo horas y horas y después aplaudiría.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Seré verde, yo seré verde. Anclaré al profeta al tronco del árbol con cara de anciano. Esconderé la bandera que dejaste bajo mi puerta. Ellos son demasiados...

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. ¿A quien van dirigidos tus textos? Parecen escritos en clave de seguro no es para el vulgo. Me gustaría ser sinestésica.

    Besos preciosa. Siempre me dejas con náusea.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No los escribo para alguien en concreto, son pinceladas que se me ocurren (ya sean basadas o no en hechos propios) y debo soltar para no impactar repetidamente con el asfalto. Eso sí, a veces hay algo en clave, que sólo algunos amigos míos podrán entender a mi forma, aunque las interpretaciones son libres y siempre muy interesantes. No existe la FORMA.

      Eliminar
    2. No es mi intención molestar, la verdad todo lo que te leo es muy interesante, lo único que en lo particular me cuesta desentrañar algunas palabras o conceptos. Pero eso es bueno, porque lo haces a uno pensar tus textos son originales y para mi gusto y creo para todos, muy buenos.

      Saludos Amanecer.

      Eliminar
    3. Yo soy su novio y también me pierdo, no te preocupes.

      Eliminar
    4. Aída, no me molestaste, simplemente te intenté explicar más o menos cómo eran mis escritos. Creo que la comprensión absoluta no existe, ni siquiera la de uno mismo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Me gustaría ser un híbrido de Magritte y Mondrian para interpretar/violentar tus delirios sobre un lienzo.

    ResponderEliminar
  9. Me encanta tu locura sinestésica, derrumba mi racionalidad.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Alguna que otra vez trato, pero no puedo, no se como hacerlo.

    Wow!

    Besos

    ResponderEliminar
  11. "Las calles se tornaron pasillos por los que danzaban seres delirantes oyendo colores y extasiándose con la más imperceptible nimiedad. Las conversaciones se clasificaron como innecesarias y el lenguaje acabó por extinguirse. La Tierra quedó poblada por seres de exóticas tonalidades, con sinestesia en las orejas y ausencia de comunicación verbal."

    ¿Adónde hay que firmar? Quiero ir ya mismo.

    ResponderEliminar
  12. Se me sube incluso la bilirrubina al leer este texto :) Sin duda es como la destrucción que da paso a la nueva creación. La verdadera.

    Me encanta. Sigue así!

    Saludiness!

    ResponderEliminar
  13. Venía a ver si acá también estaba Mother, de Pink Floyd. Pero veo que usted es una hereje de cabeza trastornada...Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Y así, en el origen del mundo, se terminó el mundo, o lo que es lo mismo, comenzó el futuro.
    Es un párrafo utópico muy bueno, pero como microrrelato se traba en la lectura.

    Un saludo.
    Marc V.

    ResponderEliminar
  15. Sinestesia bonica palabro, verdad? ;)

    Besos hermosa!

    ResponderEliminar
  16. ¡Qué locura! Un micro hiperdenso como una nebulosa. Al final, la madre.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Esto es una pesadilla. Saludos.

    ResponderEliminar
  18. la epidemia es el lenguaje

    Me gusta todo el texto. Besos

    ResponderEliminar
  19. Hola!! tu blog está genial, me encantaria enlazarlo en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

    me respondes a munekitacate@gmail.com

    besosss

    Emilia

    ResponderEliminar
  20. La locura deja de serlo cuando es aceptada y compartida por la mayoría...

    ResponderEliminar