miércoles, 14 de diciembre de 2011

Soy yo quien comprende el patrón sonoro.


Se expande y se contrae. Es una simple onda sonora salpicada por unas simples notas. Todo simple. Todo apariencias.

La onda es mucho más que su propia existencia. Es tan cambiante que no hemos encontrado a nadie capaz de describir su patrón. Lo único que tenemos son unas conjeturas escritas en la última hoja de la libreta que una noche abandonaste en el callejón cercano a tu casa. Ése al que ahora evitas acercarte, y si tienes que hacerlo, lo haces apurando las pisadas, por miedo a que la oscuridad que de él sale te rodee, te amenace y termine aplastándote. Pero claro no sabes que eso ocurrió hace ya muchos años, cuando estabas dentro del vientre de tu madre. Eso justo es lo que te ha acabado causando el trastorno que padeces. Bueno, mejor dicho, el trastorno que te dicen que padeces.

5 comentarios:

  1. Cuándo te llaman loca, es ese el momento en el que te das cuenta de que no lo estás.

    ResponderEliminar
  2. Uno de los textos escritos por ti que más me ha gustado, si no el que más.

    ResponderEliminar
  3. Es cojonudo, redondo y con un componente de misterio-intriga propio de los sueños. Me gusta mucho.

    ResponderEliminar