martes, 10 de abril de 2012

Breve y adrede IV.

(Ilustración de emimf)

Si doblas en cuatro partes una estrella de ocho puntas y remodelas el centro del corazón del origami acompañante conseguirás que emerjan niños tentaculares a través de la vagina del espejo –tridimensionalmente inexpertos y proclives a generar el síndrome de Stendhal en cerebros tan absortos por la belleza del infinito que han olvidado que una lengua silenciosa es tan sólo una paradoja de este multiverso esquizofrénico-.

Podrán moldear la perfección con un sencillo reajuste focal.

25 comentarios:

  1. El quid siempre es un buen enfoque...

    Besos hermosa!

    ResponderEliminar
  2. Y este es tu estado de hoy? Me rompes. "una lengua silenciosa es tan sólo una paradoja..." Muy bueno esto. Besos, querida!!

    ResponderEliminar
  3. Qué complejo sistema. Ya iba a intentar lo de la papiroflexia :P

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado lo de la vagina del espejo!!!! Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  5. Niños tentaculares???
    Como pulpitos???

    Debe ser para que twiteen más rápido.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Joder, qué chungo, para eso me leo una novela de Proust o de Joyce xD. Besos!

    ResponderEliminar
  7. Qué buen texto, como parir almendras sanas. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Un pensamiento de una sola dimensión. Bellas imágenes.

    ¡Excelente!

    Un gran beso.

    ResponderEliminar
  9. Breve y certero como un rayo, doloroso como la contemplación de la belleza opresiva, demoledora.

    Bisous.

    ResponderEliminar
  10. A mi me ha dado un escalofrío... Con lo tranquilita que vivo ajena a estas cosas, qué cosas me cuentas.

    Besos :D

    ResponderEliminar
  11. Voy a moldear la perfección con un sencillo reajuste focal a ver qué es lo que me sale, aunque yo prefiero la imperfección porque la belleza me sabe a superficial.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. No pienso intentarlo, te lo advierto, ni por mi salud, ni por los niños...

    ResponderEliminar
  13. Los trabajos manuales y yo no nos llevamos.

    ResponderEliminar
  14. el tema son los espejos, parece


    me gusta tu escritura
    beso*

    ResponderEliminar
  15. A mi los trabajos manuales no se me dan muy bien,no se ni hacer una línea recta..,

    ResponderEliminar
  16. Que la belleza inundase mi desquiciado cerebro, eso querría yo...a quién coño le hablas de reajustes focales, dime. Menos mal que te tenemos a vos.

    Un beso!:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Les hablo a los niños tentaculares, a su procreadores y a todos nosotros, a ver si así el mundo es un poquitín más hermoso.

      Eliminar
  17. Cada vez vivo más en un universo tentacular en el que no distingo el extintor de la escultura en forma de extintor de al lado.

    Besos

    ResponderEliminar
  18. Abstracción pura.

    Un placer leerte y visitarte compañera.

    Besos gitanos

    ResponderEliminar
  19. a mi leerte esta entrada en estas horas de la madrugada me da miedo y que les hables a todos de esta forma aún más miedo me da. Te lo digo en serio, pero que quede entre nos ok?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Pude ponerme al día hoy. Te dejo un comentario para poder comentarles a todos. Estoy tan atrasada!!! Siempre me gusta tu escritura; pero este texto me ha superado. Es realmente hermoso Esther. Me fascina. Lo he compartido en facebook.

    Un beso o 2 #

    ResponderEliminar
  21. Me falta una señora lovecraftiana y examante. Examante es una palabra descomunal y lovecraftiana es extraordinariamente friqui o gráfica. Cuánta idea.

    ResponderEliminar