jueves, 27 de marzo de 2014

Del fracaso de mis manos.

(Fotografía de Sumyko)

busco
el mensaje oculto en las páginas de este exilio
el desenlace de los tejidos de la huida
el párpado que adormece la melancolía.

sólo acaricio
pájaros inmortales revoloteando sobre un mismo cuchillo
con la temperatura desnuda del miedo.

(El verso en cursiva pertenece a 'La casa roja'
de Juan Carlos Mestre)

18 comentarios:

  1. Da miedo pensar que no hay ningún conocimiento escondido ni experiencia, en esa huida. En ese exilio.

    ResponderEliminar
  2. Magnífico.

    Me gustó todo, en todos los tipos de letras escritas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. ¡Excelente! Bueno, como siempre.

    Un gran abrazo Esther.

    ResponderEliminar
  4. Un día dejarás de buscar.
    Y descansarás.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Buscamos precisamente aquello que nunca podremos resolver. Eso hace de la búsqueda un periplo hipnótico del que no podemos despegar los ojos aun cuando creamos estar a otra cosa...Bicos

    ResponderEliminar
  6. Se busca y no se encuentra, se ambiciona y no se tiene. Esas no son capacidades de las manos... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. ''sólo acaricio
    pájaros inmortales revoloteando sobre un mismo cuchillo''

    Hermoso.

    ResponderEliminar
  8. ¡hola!
    Soy nueva por aquí.
    Me ha gustado mucho!
    un saludo

    ResponderEliminar
  9. Precioso eso de la temperatura desnuda del miedo. Como siempre un placer.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. tienes una singular y bella forma de fracasar.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Mis pájaros también son inmortales y cansinos, a veces.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  12. Dulcemente afilado como el bisturí que abre heridas o las sutura. Besos :)

    ResponderEliminar
  13. Haces del fracaso algo hermoso. Lo tuyo es arte, Amacer maravilloso..

    ResponderEliminar
  14. genial ensamble con el verso de Juan Carlos Mestre

    ResponderEliminar
  15. Es muy bonito este post, me ha gustado bastante. Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Una fracasan unas manos cuando acarician.

    Saludos.

    ResponderEliminar