martes, 11 de marzo de 2014

(A mi abuela)

(Collage de Daisy Bennett)

Es triste verte engullida por el magnetismo del tiempo
entre recuerdos de infancia y campo,
igual que un gusano antes de ser devorado
por un pájaro victorioso tras su primer vuelo.

Mi único vínculo de sangre
los únicos ojos sabios
que encontraron
la bondad en mis actos.

Ahora
las fotografías cobran vida en el estante
como en un delirio cualquiera
o en el ensueño de un cuerpo a la deriva.

Ahora, más que nunca,
no hay palabra para el tiempo.

Sin embargo,
mientras tolere la explosión de dolor
en mi garganta,
podré sortear como una acróbata
tu caída
-ataúd,
precipicio con forma de guadaña-
perdiéndome
en la agitación
de mi memoria,
sangre de tu sangre,
dibujando contornos a tus abrazos
en cierto escondite
con el que sólo yo hablo.

(El verso en cursiva pertenece al primer poemario
de Anne Sexton: 'Al manicomio y casi de vuelta')

17 comentarios:

  1. sonrío, y ya. porque todo lo demás, respecto a este poema, ya lo sabes. :)
    besazos, preciosa

    ResponderEliminar
  2. Muy buen poema, Esther. Me encanta el rumbo que va tomando tu poesía.... "o en el ensueño de un cuerpo a la deriva"....Versos como estos abren un camino por el que me gusta perderme. Bicos!!

    ResponderEliminar
  3. Desde mi arribo a tu blog descubrí una gran poeta, y lo confirmo. Este poema es un poema que marca toda una etapa dicho con pasión, cariño y dolor. Es la historia de una generación.

    Mis felicitaciones. Crudelísimo.

    ResponderEliminar
  4. Quise decir: Bellísimo. No se de dónde salio esa palagra Crudelísimo. Je.

    ResponderEliminar
  5. Precioso, Esther. Un placer leerte de nuevo. Me ha gustado lo de 'No hay palabras para el tiempo', qué gran verdad. ¡Un beso!

    http://ourgodsaredead.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  6. No, no hay palabra para el tiempo, ni para la memoria... solo recuerdo.

    Bellísimo tu poema, Amanecer, no veas cuánto me alegra saber que sigues con nosotros.

    Un beso enorme y feliz día.

    ResponderEliminar
  7. hermoso, esther, me conmueve.
    es un poema muy sentido que me hizo CRASH dentro.
    (las abuelas... son esos seres que pfff)

    abrazos, linda

    ResponderEliminar
  8. Este poema tiene una relación con la relaidad consonante que lo hace muy poderoso-

    ResponderEliminar
  9. Te quería.
    Y tú también.
    Un amor incombustible.
    A prueba del tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y me quiere. No te la lleves antes de tiempo :(

      Eliminar
  10. En mi humilde opinión, de tus mejores poemas Esther. También de mis preferidos.

    ResponderEliminar
  11. Las abuelas.... sabiduría eterna... bellas palabras y precioso homenaje! :) besos guapa!

    ResponderEliminar
  12. MI ABUELA HACE CINCO AÑOS QUE MURIÓ Y SIGO HABLANDO DE ELLA EN PRESENTE. MIENTRAS YO VIVA ELLA TAMBIÉN LO HARÁ.

    ILDUARA

    ResponderEliminar
  13. qué versos tan sentidos madre mía, gracias.

    ResponderEliminar
  14. Cada foto será un cuchillo en la garganta... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. algo está cambiando en tu poesía Esther, tal vez es ese no saber responder ante la nada. tal vez ya eres abuela, no lo sé. pero leo este poema que reposa sobre una mecedora y respira certeza y me siento bien y cercano y eso me encanta.
    fuerte abrazo niña grande.

    ResponderEliminar
  16. La foto frutal es un momento puntual de la peli, afortunadamente no están así toda la peli XD.
    Me la apunto. La buscaré a ver si algún día cae.

    Buen finde!!

    ResponderEliminar