jueves, 22 de noviembre de 2012

¿Estamos palpando la demencia?

 (Imagen de Paco Pomet)

Es como si el viento me barriera hacia fuera, y yo, y yo no supiera detenerme, no supiera asesinarlo sin resultar decadente, sin morder el suelo en el último golpe, sin moderte los ojos para que no me vieras en el asfalto gritando clemencia, arrastrando conmigo gritos que debieron abortarse a tiempo.

Es como si todos esos hombres de ahí fuera nunca hubieran nacido, nunca se hubieran visto separados del cordón umbilical, nunca con decisiones, nunca con momentos clave, nunca con heroína en las venas.
Pero sabemos que los delirios deben beberse en un vaso aparte, que mezclados con la realidad sientan mal, y nos hemos cansado de gastroenteritis y enanos varios en los intestinos. Nos hemos cansado de tener que apelar a lo verídico del sentimiento, a lo palpable del pensamiento para poder existir.

28 comentarios:

  1. Yo la palpo, la abrazo, la beso y me la como.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Claro, Esther, los delirios siempre deben consumirse aparte de la anodina, gris, triste realidad.

    Te vale un abrazo de los grandes?

    ResponderEliminar
  3. corona, me encoge el ritmo que dictas ultimamente, besos

    ResponderEliminar
  4. Los delirios me los bebo en vaso aparte y a solas, muy pero que muy sola.

    Ya hace décadas que venimos palpando la demencia.
    Por mi parte asumo la mía, no creas.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Se deben de beber aparte pero tener el otro vaso preparado el antídoto.

    Muy bueno Esther.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Pues a mí me da que los delirios cada día están mas presentes en la realidad.

    Genial tu texto.

    ResponderEliminar
  7. Lo que cansa al hombre es dejar de ver horizontes. El hombre nació para descubrir y ver diferentes realidades. Todo tipo de monotonía mata el espíritu de hombre. Al decir esto, me refiero a que la decadencia en la que hemos caído, parece hoy en día ser una constante más que una eventualidad. Las sociedades se están enfeando, cuando en realidad deberían estarse curando. Los sociólogos deben cambiar sus métodos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Es bueno ser consciente, darse cuenta de ello e intentar reparlo. Ahora que sabes que lo tienes que tomar aparte queda otro camino que andar. Besos, escritora.

    ResponderEliminar
  9. Me pregunto al leerte si alguna vez acabaremos de nacer. Probablmente antes estaremos muertos....Bicos, buen fin de semana..

    ResponderEliminar
  10. Mejor si no hubiesen nacido, creo yo...

    ResponderEliminar
  11. Tus textos siempre son tan intensos, y dan tanto que pensar, estoy enganchada a tu universo, tan increíble como real..
    besos

    ResponderEliminar
  12. ¡Qué buena!

    No creo que nos hayamos cansado realmente, creo que vivimos inmersos en eso, en saber si es cierto, como si eso fuese el sentido de nuestra vida. No podemos dejar de cuestionarnos lo palpable, como tú dices, de los pensamientos. No sabemos dejarnos llevar por lo irreal o por lo que parece inverosímil...

    No nos cansamos pero es agotador, y no podemos dejar de hacerlo.

    ResponderEliminar
  13. Siempre das con las imágenes idóneas, y tienes un don de la escritura fascinantisimo :3

    ResponderEliminar
  14. Creo que han nacido para hacernos la vida imposible a otros que hemos nacido a destiempo....

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Creo que ninguno de nosotros, los blogueros, los que escribimos poemas y vivimos para contarlo, bueno, te decía que CREO que ninguno de nosotros, los blogueros, los que.... bueno, no creo que nosotros estemos locos. Quizá sí un poco solos, pero locos no, esa cosa mata el hambre.

    Un beso Esther.

    ResponderEliminar
  16. por dios¡¡¡¡¡ pero si esto es puro romanticismo¡¡¡¡.
    qué maravilla joder¡¡¡¡
    enhorabuena Esther.

    ResponderEliminar
  17. Nos hemos cansado de tener que apelar a lo verídico del sentimiento, a lo palpable del pensamiento para poder existir.

    !!!

    permiso me lo llevo. me encantó mucho pero muchísimo.

    ResponderEliminar
  18. Porque lo verídico del sentimiento y lo palpable del pensamiento tendrían que formar parte de nuestra existencia, no tendrían que reducirse a una mera apelación por supervivencia; pero ya se sabe que en esta realidad lo palpable es precisamente lo menos palpable, y viceversa.

    Muà

    ResponderEliminar
  19. Me encanta flor! sin el delirio algunos no existiríamos! ;)

    Besos!

    ResponderEliminar
  20. Ayer dieron un concierto en un bar y fui a verlos por primera vez y tocaron una canción de mi segundo grupo favorito (es poco común, por no decir casi imposible, porque muy muy poquita gente conoce a este grupo por lo menos aquí en españa), yo flipé y ahora los amo jaja

    ResponderEliminar
  21. No me quedan palpos para dejar de creer en las sombras, pero esto es pura luz para mis cuencas vacías.

    Besos

    ResponderEliminar
  22. Pues iré al próximo que hagan porque la verdad es que me han causado buena impresión y quizás coincidamos aunque no sabremos quienes somos, eso mola :3

    ResponderEliminar
  23. Me encanta."Nos hemos cansado de tener que apelar a lo verídico del sentimiento, a lo palpable del pensamiento para poder existir"
    un abraxo!

    ResponderEliminar
  24. Ghost World me encantó en su día. Además que en aquella peli la "famosa" era Thora Birch. Pero a mi me intrigó aquella rubia, tanto que me esperé a los créditos finales para ver como se llamaba... Le debo una revisión a esa peli.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  25. ....."Nos hemos cansado de tener que apelar a lo verídico del sentimiento, a lo palpable del pensamiento para poder existir".....

    ResponderEliminar
  26. Creo que palpamos, o al menos deseamos palpar tantas y tantas cosas que, al final, dejamos de tocar. Y eso, sí, creo que sobar a la demencia.

    ResponderEliminar
  27. dónde está lo verídico del sentimiento? no abortemos los gritos, sino nos palpará la demencia.

    esta vez tu texto tiene el filo de una navaja. maravilloso texto.

    abrazo*

    ResponderEliminar