lunes, 28 de octubre de 2013

Árbol.

(Ilustración de Constança Pina : Bodies)

Me sostengo como un árbol antes de ser derribado.
Soy carne de trastorno:
ojos temblorosos de invierno
y extremidades desencajadas.
Un grito de huesos afligidos
en casa de nadie.

26 comentarios:

  1. pensé en los retratos cubistas porque tu poema me dice que no estamos quietos, ni somos simétricos ni todas las partes del cuerpo las encaminamos en la misma dirección.
    eres un arrojo, Esther.

    un beso.

    ResponderEliminar
  2. El ´antes' da una pequeña esperanza.
    Un beso.
    HD

    ResponderEliminar
  3. Qué bárbaro este poema. Es breve y aun así tiene un verso primero y dos versos finales de "poema grande" Bico, Esther

    ResponderEliminar
  4. Es un poema al filo mismo de la resistencia.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Trastornos anatómico-psicopatológico-deontológicos.

    ResponderEliminar
  6. somos cayendo, esther
    llenos de semillas y raices buscando donde encallar
    qué placer siempre, es leerte

    abrazos

    ResponderEliminar
  7. Un poema que transmite angustia, pero me alegra saber que sigues por aquí.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. ...

    [suave a melancolia de ser como a árvore,

    a raiz e osso que nos traz.]

    um abraço,

    Lb

    ResponderEliminar
  9. Genial poema Esther. Anima a volver a lo breve y conciso.

    ResponderEliminar
  10. Como un puñal que atraviesa el cuerpo. Es mejor ser como árbol y no piedra.

    Lindo este poema Esther.

    Que bueno volver a leerte.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Hola- me a gustado mucho tus poemas.
    Te pasarias por mi blog? Acabo de empezar y me serviría mucho algunos consejos.
    bailandoenlatormenta.blogspot.com

    ResponderEliminar
  12. A mí me gusta abrazar árboles.
    Huye, antes de que te encuentre...

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. La sangre que te corre es poderosa... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Arbre que mira farola....

    https://www.youtube.com/watch?v=Lg4AQI9ALvw

    ResponderEliminar
  15. Nunca un árbol es talado, lo que ocurre es que no se ve...

    Un besote.

    ResponderEliminar
  16. A mí me recuerdas a la solemnidad de Machado; en pocos versos abarcas el mundo. Te sostienes, y cómo.

    Besos

    ResponderEliminar
  17. A eso lo llamaría yo labilidad emocional...

    Besos!

    ResponderEliminar
  18. Y con el fin del árbol también se acaba toda la biodiversidad que en el habita. De volverse leña, en humo ascenderá hasta las nubes y bajará vuelto agua a recorrer todos los caminos del mundo... A lo mejor ya estaba cansado de ir hacia arriba y quería ir a todos lados...

    Lindo poema.

    ResponderEliminar
  19. la consciente desesperación del crujío inminente. me ha encantado.

    ResponderEliminar
  20. ¡Hola! Acabamos de descubrir tu blog y te seguimos desde ahora. Ojalá que también te guste nuestro espacio :D
    ¡Un abrazo grande de parte de los tres!
    www.melodiasporescrito.com

    ResponderEliminar
  21. Excelente.
    qeu bien describís un estado de depresion

    ResponderEliminar
  22. ¿Has sentido alguna vez que habitas en un enjambre?

    ResponderEliminar
  23. Nadie tiene que tener la casa plegada de gente, qué horror!

    ResponderEliminar